Ámate más que a nada en el mundo, eso es lo más sano que te puede suceder. Cuando intentas complacer a todos, menos complacer a lo que tú ser te exige significa no amarse uno mismo. Cuídate porque la verdad nadie te cuidará como lo puedes hacer tú, valórate y no dejes que nadie pase por encima de ti. Mantén la seguridad sobre ti mismo, si tú dudas de ti los demás lo presentiránantén firmes tus expectativas como hasta ahora. No dejes que nadie te robe tu libertad y tus sueños, se fiel a ti mismo.

Cuando una persona hace todo eso, demuestra que se ama así misma incondicionalmente. Cuando dices si a lo que tú mente y tú quieres hacer, y no cuando intentas hacer lo que los demás quieren, por el simple hecho de agradar a los demás. Cuando haces lo que quieres sin importar que dirán y que reacciones tendrán los demás, ahí es cuando dejas de ser una persona con dependencia emocional.

Comienzas a tomar el control de tu vida y enciendes La Luz de tu alma, esa luz que jamás se apagará. Mantén tus pies en la tierra y tu alma en el universo, tienes derecho a ser quien eres y tu eres el motor de tu vida y de tu camino.

Que nada te frene, mantén tu fe y cree únicamente en ti <3